Bula “El rostro de la misericordia” (Misericordiae Vultus): Documento fundamental del Año Jubilar 2015

 

Bmisericordiauena Voz

El Papa ha presentado su bula Misericordiae Vultus (“El Rostro de la Misericordia”) para oficializar el Jubileo que, tal y como adelantó el mes pasado, comenzará el próximo 8 de diciembre. La bula, además de determinar la duración, las fechas de apertura y cierre, y las modalidades de desarrollo del Jubileo, constituye el documento fundamental para conocer el espíritu con el que ha sido convocado, las intenciones y los frutos esperados por Francisco.

La Bula que convoca al Jubileo Extraordinario de la Misericordia se compone de 25 números. El Papa describe los rasgos más sobresalientes de la misericordia situando el tema, ante todo, bajo la luz del rostro de Cristo. La misericordia no es una palabra abstracta, sino un rostro para reconocer, contemplar y servir. La Bula profundiza en la descripción de la Iglesia como un signo creíble de la misericordia: “La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia”.

Aquí una síntesis de la Bula publicada por el Vatican Information Service:

El Papa Francisco indica las etapas principales del Jubileo. La apertura coincide con el quincuagéismo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II: ”La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento. Para ella iniciaba un nuevo periodo de su historia. Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido intensamente, como un verdadero soplo del Espíritu, la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Derrumbadas las murallas que por mucho tiempo habían recluido la Iglesia en una ciudadela privilegiada, había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo” (n. 4).

La conclusión tendrá lugar “en la solemnidad litúrgica de Jesucristo Rey del Universo, el 20 de noviembre de 2016. En ese día, cerrando la Puerta Santa, tendremos ante todo sentimientos de gratitud y de reconocimiento hacia la Santísima Trinidad por habernos concedido un tiempo extraordinario de gracia. Encomendaremos la vida de la Iglesia, la humanidad entera y el inmenso cosmos a la Señoría de Cristo, esperando que difunda su misericordia como el rocío de la mañana para una fecunda historia, todavía por construir con el compromiso de todos en el próximo futuro” (n. 5) .

Una peculiaridad de este Año Santo es que se celebra no sólo en Roma, sino también en todas las demás diócesis del mundo. La Puerta Santa será abierta por el Papa en San Pedro el 8 de diciembre y el domingo siguiente en todas las iglesias del mundo. Otra de las novedades es que el Papa da la posibilidad de abrir la Puerta Santa también en los santuarios, meta de muchos peregrinos.

El Papa Francisco, recupera la enseñanza de San Juan XXIII, que hablaba de la “medicina de la Misericordia” y de Pablo VI que identificó la espiritualidad del Vaticano II con la del samaritano. La Bula también explica algunos aspectos sobresalientes del Jubileo: primero el lema “Misericordiosos como el Padre”, a continuación el sentido de la peregrinación y sobretodo la necesidad del perdón.

El tema particular que interesa al Papa se encuentra en el n. 15: las obras de misericordia espirituales y corporales deben redescubrirse “para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina”.

Otra indicación atañe a la Cuaresma con el envío de los “Misioneros de la Misericordia” (n. 18). Nueva y original iniciativa con la que el Papa quiere resaltar de forma aún más concreta su cuidado pastoral. El Papa trata en los nn. 20-21 el tema de la relación entre la justicia y la misericordia, demostrando que no se detiene en una visión legalista, sino que apunta a un camino que desemboca en el amor misericordioso.

El n. 19 es un firme llamamiento contra la violencia organizada y contra las personas ”promotoras o cómplices” de la corrupción. Son palabras muy fuertes con las que el Papa denuncia esta “llaga putrefacta” e insiste para que en este Año Santo haya una verdadera conversión: “¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón. Delante a tantos crímenes cometidos, escuchad el llanto de todas las personas depredadas por vosotros de la vida, de la familia, de los afectos y de la dignidad.

Seguir como estáis es sólo fuente de arrogancia, de ilusión y de tristeza. La verdadera vida es algo bien distinto de lo que ahora pensáis. El Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia” (n. 19).

La referencia a la Indulgencia como tema tradicional del Jubileo se expresa en el n. 22. Un último aspecto original es el de la misericordia como tema común a Judios y Musulmanes: “Este Año Jubilar vivido en la misericordia pueda favorecer el encuentro con estas religiones y con las otras nobles tradiciones religiosas; nos haga más abiertos al diálogo para conocerlas y comprendernos mejor; elimine toda forma de cerrazón y desprecio, y aleje cualquier forma de violencia y de discriminación” (n. 23).

El deseo del Papa es que este Año, vivido también en la compartición de la misericordia de Dios, pueda convertirse en una oportunidad para “vivir en la vida de cada día la misericordia que desde siempre el Padre dispensa hacia nosotros. En este Jubileo dejémonos sorprender por Dios. Él nunca se cansa de destrabar la puerta de su corazón para repetir que nos ama y quiere compartir con nosotros su vida.

En este Año Jubilar la Iglesia se convierta en el eco de la Palabra de Dios que resuena fuerte y decidida como palabra y gesto de perdón, de soporte, de ayuda, de amor. Nunca se canse de ofrecer misericordia y sea siempre paciente en el confortar y perdonar. La Iglesia se haga voz de cada hombre y mujer y repita con confianza y sin descanso: ”Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son eternos”.

Aquí el texto completo de El rostro de la misericordia

 

Disturbios en Baltimore: La verdad curará las heridas en caso Freddie Gray

Las protestas en Baltimore, Estados Unidos. Captura de pantalla Youtube.

Las protestas en Baltimore, Estados Unidos. Captura de pantalla Youtube.

BALTIMORE, 28 Abr. 15 (ACI).- El Arzobispo de Baltimore (Estados Unidos), Mons. William E. Lori, afirmó que solo la verdad curará las heridas que han dado pie a los graves disturbios ocurridos en esa ciudad luego de la muerte del joven negro Freddie Gray el pasado 19 de abril, ocurrida en circunstancias aún no esclarecidas cuando el muchacho estaba bajo custodia de la policía.

En una declaración con fecha 27 de abril, el Prelado dijo que estas heridas solo pueden curarse con la “verdad de lo que le pasó a Freddie, la verdad sobre el pecado del racismo que aún está presente en nuestra comunidad y la verdad sobre nuestra responsabilidad colectiva para lidiar con estos temas que miman la dignidad humana de todo ciudadano”.

La ciudad de Baltimore, al este de Estados Unidos, se convirtió este lunes en escenario de violentos conflictos callejeros luego del funeral de Gray, que fue detenido el 12 de abril y murió una semana después tras estar en coma. Un estudio forense determinó que falleció por una lesión en la médula espinal.

La jornada del lunes que pretendía ser pacífica concluyó en violentos desórdenes que llevaron a la detención de al menos 30 personas. Asimismo, seis agentes de policía de Baltimore han sido suspendidos mientras se investiga la muerte de Gray.

La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, declaró este martes un toque de queda en la ciudad que se empezará a aplicarse a partir de las 22:00 horas y que se extenderá hasta las 05:00 a.m.

En su declaración, el Arzobispo dijo además que “mientras esperamos la verdad, hoy le pido a los fieles de la arquidiócesis de Baltimore y a toda la gente de buena voluntad que se unan a mí para pedir por la familia de Gray y por todas las familias devastadas y afectadas por la muerte de un hijo de Dios”.

“Recemos juntos por la gente de nuestra comunidad, por aquellos que en aplicación de la ley realizan su trabajo con dignidad, honestidad y bondad, y por los que están investigando la muerte de Freddie”.

Tras alentar a que en la comunidad prime la ley, el diálogo y el respeto mutuo, el Prelado exhortó a rezar también para que “los manifestantes hagan oír su voz libre y abiertamente, pero sin violencia que solo profundiza y demora la injusticia”.

“Y finalmente recemos juntos para que Dios no sé siempre la gracia de Su presencia, para que nuestra ciudad rota pueda ser nuevamente un todo y que nuestras mentes y corazones estén abiertos a la paz y el amor”, concluyó.

El nuevo incidente se suma a una serie de episodios registrados desde agosto pasado a lo largo del país en los que varios jóvenes negros murieron a manos de la policía lo que ha provocado masivas protestas.

 

Los pobres, invitados de honor en un concierto musical en el Vaticano

papapobres_560x280

El papa, con los más pobres

Ocuparán los lugares de preferencia, al lado del Papa Francisco
Religión Digital

Personas pobres, inmigrantes y refugiados asistirán como invitados de honor al concierto que el próximo 14 de mayo se celebrará en el Vaticano para apoyar las obras de caridad del papa Francisco, informó hoy la Santa Sede. Será un concierto “con los pobres”, según declaró a la prensa monseñor Diego Giovanni Ravelli, el responsable del servicio de la Limosnería Apostólica, quien presentó los detalles del evento.

“Los protagonistas absolutos de este evento serán nuestros hermanos más necesitados” dijo Ravelli, quien precisó en un comunicado de prensa del Vaticano que los invitados serán convocados por diversas asociaciones de caridad y voluntariado.

Entre estas, el Gran Priorato de Roma, la organización católica Cáritas Diocesana de la capital italiana, la Soberana Orden de Malta y la Comunidad de Sant’Egidio.

papa-y-pobres-de-roma

Esas personas “ocuparán en el Aula (Pablo VI, en la Ciudad del Vaticano, donde se celebrará el concierto) lugares de honor, tal como se reservan habitualmente a las personas consideradas importantes”, dijo Ravelli.

El evento del 14 de mayo está patrocinado por la Limosnería vaticana, el Pontificio Consejo de la Cultura, el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y la Fundación San Matteo.

Ravelli explicó que con esta iniciativa se quiere “unir el aspecto cultural al benéfico: apoyar las obras de caridad del papa Francisco hacia los más necesitados” y que los fondos aportados por los patrocinadores y el dinero que se colecte al final del concierto se destinarán a la Limosnería Apostólica.

Además, el responsable de este organismo vaticano dijo que en 2014 se recaudaron en total más de 1,5 millones de euros, un 25 % más que en el año precedente.

Y dijo que en 2014 se dieron ayudas con esos fondos a un total de unas 8.000 personas, la mayor parte de ellas de Roma y de sus alrededores, que acuden al servicio de la Limosnería apoyados en su petición por parroquias y eclesiásticos.

Durante los últimos meses el Vaticano ha dispuesto en torno a la Plaza de San Pedroservicios de duchas y barbería para personas sin hogar que viven en las calles adyacentes y recientemente los Museos Vaticanos invitaron a un grupo de ellos a visitar sus instalaciones, entre ellas la Capilla Sixtina. (RD/Agencias)

¿Qué es la contemplación?

conemplacion

Para expresar lo que es la contemplación, nos preguntamos:
¿Qué se contempla?

Se contempla la verdad, el bien, la belleza
La contemplación es también relación que exige comunicación.

¿Quién contempla?

Contempla el hombre y la mujer capaces de conocer, amar y admirar.
El fruto de la contemplación es el gozo de la verdad conocida, del bien comprendido y amado y de la belleza admirada.
El camino de la contemplación requiere silencio, apertura al otro, escucha…. a veces es un camino arduo y difícil; requiere morir, purificar, elegir.

Se pueden contemplar personas, cosas, objetos, ideas etc. etc. La contemplación de la que tratamos es la contemplación del Padre, que nos da a su Hijo en el Espíritu Santo y que nos hace hermanos a todos los hombres y mujeres de la humanidad. Una contemplación que es relación de amor, en el gozo de la verdad del bien y de la belleza.

Citamos unas frases de grandes contemplativos, que desde su experiencia expresan lo que es la contemplación. (hoja adjunta)

Por qué es necesario vivir la contemplación

hombrecont

El hombre y la mujer en el umbral del tercer milenio cristiano, están sedientos de experiencias profundas y plenificantes que sólo en Dios se pueden vivir. San Agustín dice: “Nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que repose en Ti”.

La contemplación es el camino propicio para beber de la fuente viva y abundante de Dios

“Porque la vida nos agobia, añoramos cansados, un remanso de silencio, de quietud, de autenticidad, de alivio. Nos gustarla recrearnos en Dios, dejarnos caer en sus brazos, para recuperar nuevas fuerzas y continuar viviendo”.

Por qué la oración es especialmente valiosa en el mundo informático 

Porque dentro de la Inflación de información en que actualmente vivimos, tenemos necesidad de una relación profunda, personal que plenifique nuestro ser y lo unifique en su existir cotidiano.

Porque es el espacio donde vivimos nuestra vocación originaria de hombres llamados a la relación y unión con Dios (GS 19)

Porque la comunicación nos relaciona con los demás.

Y la contemplación es la comunicación en plenitud,

Es un momento de contacto con ALGO que llevamos en lo profundo de nuestro ser

mujercont


 

CONTEMPLACIÓN

 

“No es otra cosa, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” Santa Teresa de Avila, Vida 8

La contemplación es la oración del hijo de Dios, del pecador perdonado que consiente en acoger el amor con el que es amado y que quiere responder a él amando más todavía. (Cf. Lc 7,36-50; 19,110) Cat. Igl. Cat. 2712

La contemplación es mirada de fe, fijada en Jesús. “Yo le miro y él me mira”. Esta atención a El es renuncia a “mí”. Su mirada purifica el corazón. La luz de la mirada de Jesús ilumina los OJOS de

nuestro corazón; nos enseña a ver todo a la luz de su verdad y de su compasión por todos los

hombres. Cat. Igl. Cat. 2715

“Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría”

Santa Teresa del Niño Jesús, Autob. C 25r

“La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la unión con Dios. Desde su mismo nacimiento, el hombre es invitado al diálogo con Dios. Existe pura y simplemente por el amor de Dios, que lo creó, y por el amor de Dios, que lo conserva. Y sólo se puede decir que vive en la plenitud de la verdad cuando reconoce libremente ese amor y se confía por entero a su

Creador”. GS 19

En la oración están juntos: la verdad de la búsqueda, la bondad del corazón, la belleza de la adoración. Castellanos.“La oración cristiana” pg. 17

“La contemplación no es otra cosa que infusión secreta, pacífica y amorosa de Dios, que, si la dan lugar, Inflama al alma en espíritu de amor” San Juan de la Cruz, N 1, 10,6

“La contemplación es ciencia de amor, la cual es noticia infusa de Dios amorosa, que juntamente va ilustrando y enamorando al alma” San Juan de la Cruz, N 2,18,5

“La contemplación es noticia infusa, amorosa, pacifica y quieta en la cual el alma bebe sabiduría, amor y gozo” San Juan de la Cruz, S II, 14,2

La contemplación consiste esencialmente en la aztención amorosa a Dios Félix Rougier MSpS.cartas.

Quisiera estarme quieta, fija, en mi Jesús, contemplándolo, amándolo, estudiándolo… Concepción Cabrera de Armida. CC.1,101

Irak; atentado en barrio cristiano de Erbil

ebfaee24eeFoto: ANSA.
Lo refieren fuentes de la prensa kurda; el coche-bomba estalló cerca del Consulado de Estados Unidos
Redacción
Vatican Insider

Por lo menos 3 civiles muertos y 5 heridos, entre los cuales un ciudadano estadounidense. Una fuerte explosión se registró hace poco en Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, en el barrio de mayoría cristiana de Ainkawa. Lo refieren fuentes de la prensa local. El Consulado de los Estados Unidos se encuentra a poca distancia del lugar en el que se verificó la explosión del coche-bomba.

Según el alcalde de la ciudad, Nihad Qoja, «parece que el Consulado era el objetivo».

El primer balance de la explosión, ofrecido por fuentes curdas, es de 3 civiles muertos y 5 heridos, entre los cuales hay un ciudadano estadounidense. Según una primera reconstrucción de los hechos ofrecida por el sitio de noticias kurdo Rudaw, algunos guardias de seguridad estaban tratando de detener el vehículo, un Hyundai, mientras se acercaba al Consulado, cuando explotó. El atentado se verificó en la hora punta en el barrio cristiano de Ainkawa, a las 14.40, hora local.

 

Pakistán: Muere adolescente al que prendieron fuego por decir “soy cristiano”

Nauman Masih.

Nauman Masih.

ACI– Nauman Masih, el adolescente que fue quemado vivo por declararse cristiano, falleció este miércoles en el hospital Mayo de Lahore (Pakistán) luego de haber perdonado a los extremistas musulmanes que lo atacaron.

Nauman fue atacado el 10 de abril cuando se cruzó en la calle con unos jóvenes musulmanes desconocidos que se dirigían a la mezquita. Estos lo detuvieron y al darse cuenta que era cristiano le golpearon, le rociaron de gasolina y le prendieron fuego, dándose a la fuga inmediatamente.

“Los jóvenes que me han agredido eran unos perfectos desconocidos para mí. Comenzaron a pegarme al saber que soy cristiano. Trate de escapar pero me persiguieron y me rociaron con la gasolina”, contó a la policía. El adolescente quedó con el 55 por ciento del cuerpo quemado.

Los médicos esperaban que Nauman se recuperara y para ello el martes fue intervenido quirúrgicamente. Sin embargo, en horas de la mañana de hoy falleció.

“Estoy tan triste de tener que compartir una desgarradora noticia. Nauman Masih el chico de 15 años atacado por musulmanes en Pakistán, que estaban ofendidos por su adherencia a la fe cristiana, murió esta mañana”, informó el British Pakistani Christian Association (BPCA) en su sitio web.

El BPCA indicó que el hospital donde era tratado Nauman “no tenía una unidad especial para quemados y no fue posible trasladarlo a otro hospital”. Nauman “fue valiente en su dolor y habló de perdón para sus atacantes. Murió como un mártir y sin duda está hoy con el Señor”.

“Por favor, recen por su familia, que ha tenido cinco días de extrema angustia y para que pueda tener un poco de justicia”, expresó.

Días antes Nauman tuvo la oportunidad de contar su caso a la abogada Gulnar Gill, del Tribunal Superior de Lahore, una región donde los cristianos suelen ser víctimas de extremistas musulmanes.

En marzo pasado, el grupo talibán pakistaní Jamaat-ul-Ahrar atacó dos iglesias cristianas en Lahore, dejando al menos 80 heridos y 14 muertos, entre ellosAkash Bashir, un joven salesiano de 19 años que se lanzó contra el atacante para evitar que murieran los fieles de su parroquia.

Asimismo, el noviembre de 2014 una turba de cien musulmanes quemó vivos en Lahore a una pareja de jóvenes cristianos acusándolos de haber, supuestamente, quemado algunas páginas del Corán. El hombre se llamaba Shahzad y tenía 26 años. Su esposa Shama tenía 24 años y estaba embarazada.

La alegría del perdón de Dios

Franisco confiesa sus pecados.

Franisco confiesa sus pecados.

En la bula de convocatoria del Año Jubilar extraordinario, dedicado a la misericordia divina, el Papa Francisco invita a mirar el rostro de Cristo, que revela de forma concreta el modo de ser de Dios. La misericordia del Padre se convierte en criterio de actuación para los hijos. Por eso, durante este año de gracia, la Iglesia está llamada a renovar su misión de testimoniar el amor misericordioso de Dios.
ACEPRENSA

La misericordia divina no es algo abstracto, sino que se hace visible en el rostro de Jesucristo. De ahí el título de la bula, Misericordiae vultus (“El rostro de la misericordia”). Contemplar ese rostro es introducirse de lleno en la esencia del misterio divino y, por eso, “es fuente de alegría, de serenidad y de paz”. La misericordia, sintetiza el Papa, “es la vía que une a Dios y al hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados no obstante el límite de nuestro pecado” (n. 2).

Un tiempo extraordinario de gracia

Francisco destaca la importancia de la fecha de apertura del Año Santo, que tendrá lugar el 8 de diciembre de 2015, solemnidad de la Inmaculada Concepción. “Esta fiesta litúrgica indica el modo de obrar de Dios”, quien “no quiso dejar la humanidad en soledad y a merced del mal. Por esto pensó y quiso a María santa e inmaculada en el amor (cfr. Ef 1,4), para que fuese la Madre del Redentor del hombre. Ante la gravedad del pecado, Dios responde con la plenitud del perdón” (n. 3).

El Papa también ha escogido esa fecha, 50º aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II, “por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia”. Los Padres conciliares vieron que “había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo”. Francisco quiere “mantener vivo” ese espíritu con el testimonio de la misericordia divina (n. 4).

El Papa recuerda las palabras que san Juan XXIII pronunció en la apertura del Concilio: “En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad”. Y recupera otras del beato Pablo VI, quien condensó la espiritualidad del Vaticano II en la historia del samaritano: “El Concilio ha enviado al mundo contemporáneo, en lugar de deprimentes diagnósticos, remedios alentadores; en vez de funestos presagios, mensajes de esperanza”.

“Ha llegado de nuevo para la Iglesia el tiempo de encargarse del anuncio alegre del perdón”

El Año Jubilar concluirá en la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, el 20 de noviembre de 2016. “En ese día, cerrando la Puerta Santa, tendremos ante todo sentimientos de gratitud y de reconocimiento hacia la Santísima Trinidad por habernos concedido un tiempo extraordinario de gracia” (n. 5).

La fuerza que lo vence todo

La misericordia revela el ser mismo de Dios: no es un signo de debilidad, sino expresión de su omnipotencia. Y su ser misericordioso se concreta en acciones de salvación con las que “revela su amor, que es como el de un padre o una madre que se conmueven en lo más profundo de sus entrañas por el propio hijo. Vale decir que se trata realmente de un amor ‘visceral’. Proviene desde lo más íntimo como un sentimiento profundo, natural, hecho de ternura y compasión, de indulgencia y de perdón” (n. 6).

En los puntos siguientes (nn. 7-9), el Papa se detiene a explicar que en la vida de Jesucristo “todo habla de misericordia. Nada en Él es falto de compasión”. Con ese amor compasivo, Jesús “leía el corazón de los interlocutores y respondía a sus necesidades más reales” (n. 8).

Particular importancia tienen las parábolas dedicadas a la misericordia, en las que “Dios es presentado siempre lleno de alegría, sobre todo cuando perdona. En ellas encontramos el núcleo del Evangelio y de nuestra fe, porque la misericordia se muestra como la fuerza que todo vence, que llena de amor el corazón y que consuela con el perdón” (n. 9).

Las mismas parábolas enseñan que “la misericordia no es solo el obrar del Padre, sino que ella se convierte en el criterio para saber quiénes son realmente sus hijos”. Así pues, los cristianos están llamados a imitar esa actitud, conscientes de que “el perdón de las ofensas deviene la expresión más evidente del amor misericordioso” (n. 9). De ahí que, más adelante, escoja como lema del Año Santo las palabras: “Misericordiosos como el Padre” (nn. 13-14).

“Es determinante para la Iglesia y para la credibilidad de su anuncio que ella viva y testimonie en primera persona la misericordia”

La Iglesia, oasis de misericordia

En los puntos 10 a 12, el Papa dice por dónde ha de caminar la Iglesia: “La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia (…) Ha llegado de nuevo para la Iglesia el tiempo de encargarse del anuncio alegre del perdón. Es el tiempo de retornar a lo esencial para hacernos cargo de las debilidades y dificultades de nuestros hermanos. El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza” (n. 10).

Francisco repasa dos pasajes de la encíclica Dives in misericordia, la segunda de san Juan Pablo II, y afirma que “es determinante para la Iglesia y para la credibilidad de su anuncio que ella viva y testimonie en primera persona la misericordia. Su lenguaje y sus gestos deben transmitir misericordia para penetrar en el corazón de las personas y motivarlas a reencontrar el camino de vuelta al Padre” (n. 11).

“La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo”, que no excluye a nadie. “Por tanto, donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia” (n. 12).

Abrir el corazón a las miserias del mundo

Un rasgo peculiar del Año Santo es el sentido de “peregrinación”, que el Papa quiere que se viva en todas las diócesis del mundo. Se trata de un camino interior que cada cual ha de recorrer “para llegar a la Puerta Santa en Roma y en cualquier otro lugar”, y que “requiere compromiso y sacrificio” (n. 14). Una de las etapas de esa peregrinación es “no juzgar y no condenar”, que “significa, en positivo, saber percibir lo que de bueno hay en cada persona” (n. 14).

El Año Santo también es un llamamiento a “abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales”, y a no caer “en la indiferencia que humilla”. “Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio” (n. 15).

“Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio”

En este contexto, el Papa pide “que el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina. La predicación de Jesús nos presenta estas obras de misericordia para que podamos darnos cuenta si vivimos o no como discípulos suyos” (n. 15).

Confesiones acogedoras

Otro aspecto central del Año Santo es “el sacramento de la Reconciliación”, que “permite experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia”. “Cada confesor deberá acoger a los fieles como el padre en la parábola del hijo pródigo: un padre que corre al encuentro del hijo aunque haya dilapidado sus bienes. Los confesores están llamados a abrazar ese hijo arrepentido que vuelve a casa y a manifestar la alegría por haberlo encontrado” (n. 17).

Como medidas concretas, Francisco ha previsto incrementar en más diócesis la iniciativa “24 horas para el Señor”, una jornada penitencial prevista para el viernes y sábado anteriores al IV domingo de Cuaresma (n. 17). Y enviará a las diócesis, también durante la Cuaresma del Año Santo, “misioneros de la misericordia”; es decir, sacerdotes a los que el Papa dará “la autoridad de perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica” (n. 18).

En el Año Santo de la misericordia, la indulgencia –una gracia típica de los jubileos– adquiere una relevancia particular. Así lo explica el Papa: “En el sacramento de la Reconciliación Dios perdona los pecados, que realmente quedan cancelados; y sin embargo, la huella negativa que los pecados tienen en nuestros comportamientos y en nuestros pensamientos permanece. La misericordia de Dios es incluso más fuerte que esto” (n. 22).

Justicia y misericordia

El Papa dirige una llamada especial “a los hombres y mujeres que pertenecen a algún grupo criminal” y “a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción”. “¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón (…) El Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia” (n. 19).

De ahí Francisco pasa a reflexionar sobre la relación entre justicia y misericordia. “La justicia es un concepto fundamental para la sociedad civil” (n. 20). Pero “si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios; sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley”. Así pues, “la misericordia no es contraria a la justicia sino que expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer” (n. 21).

El Papa confía en que el Año Santo favorezca el acercamiento entre las tradiciones religiosas, y menciona en particular al judaísmo y al islam, que consideran la misericordia como “uno de los atributos más calificativos de Dios” (n. 23). Y concluye la bula pidiendo la intercesión de la Virgen María, testigo al pie de la cruz, junto a san Juan, “de las palabras de perdón que salen de la boca de Jesús”, y de “la grande apóstol de la misericordia, santa Faustina Kowalska”.

El Papa Francisco considera ir a Cuba

cubapapa

Ary Waldir Ramos Díaz
Aleteia

El director de la Oficina de Prensa del Vaticano habla de un posible viaje a Cuba en ocasión de la visita apostólica a Filadelfia, EEUU

El padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, declaró este viernes 16 de abril que el Papa Francisco considera la idea de una etapa a Cuba en ocasión de su próximo viaje a Estados Unidos.

“El Santo Padre ha considerado la idea de hacer etapa a Cuba…No obstante, los contactos con las autoridades de ese país están todavía en una fase tan inicial que no se puede hablar en estos momentos de dicha etapa como una decisión tomada o de un proyecto operativo”, declaró.

Así, el padre Lombardi respondió a una noticia publicada por el Wall Street Journal el 16 de abril relacionada con el valor que tendría una etapa en Cuba, después de la histórica mediación del Papa Francisco en el acercamiento entre Cuba y EEUU, dos naciones que no tenían relaciones desde el 8 de julio de 1963 tras la tras la famosa “crisis de los misiles”.

EEUU y Cuba

El Papa hablará el próximo 24 de septiembre en una sesión conjunta en el Congreso estadounidense. Al respecto, hay muchas expectativas sobre las palabras del primer pontífice latinoamericano en el Capitolio y la Casa Blanca, después de la invitación del presidente Barack Obama y de John A. Boehner, presidente de la Cámara de Representantes del país.

En este contexto, una visita a Cuba sería un precedente para cimentar el diálogo de la mano del Papa entre ambas naciones.

Por ahora, EEUU ha confirmado que Cuba ya no se encuentra en la “lista” de países que apoyan el terrorismo y la Cumbre de las Américas ha sido el escenario de un “apretón de manos” entre Castro y Obama.

Ahora se espera también la noticia de una invitación oficial por parte del gobierno cubano al Papa Francisco, sin la cual la realización del hipotético viaje no tendría ningún fundamento, según los cánones del protocolo vaticano.

Si efectivamente el Papa llega a Cuba, Francisco sería el tercer pontífice en pisar el suelo de la isla, después de la visita de Juan Pablo II de 1998  y la de Benedicto XVI en marzo de 2012. En esa ocasión, fue un hito la participación del revolucionario, Fidel Castro, entonces presidente cubano, en la misa celebrada por el Papa.

El Pontífice visitará Estados Unidos en septiembre en una gira que lo llevará también a la sede de las Naciones Unidas de Nueva York y a la Zona Cero, que sufrió los atentados del 11 de septiembre de 2001; además participará en el Congreso Mundial de las Familias del 22 al 27 de septiembre (Filadelfia). Se trata de la primera visita a Estados Unidos desde que fue elegido 266 sucesor de san Pedro hace dos años.

Viaje a Latinoamérica en 2015 

Entretanto, la Santa Sede ha confirmado este 16 de abril las fechas de la visita del Papa a Latinoamérica. El Pontífice estará en Ecuador del 6 al 8 de julio de 2015, en Bolivia del 8 al 10 de julio y en Paraguay del 10 al 12 de julio. El programa oficial de itinerario (celebraciones, lugares y citas) se conocerá en las próximas semanas.

Histórico acercamiento entre EEUU y Cuba

Después de 51 años, el 17 de diciembre de 2014, el presidente Barak Obama y el gobernante cubano Raúl Castro casi al unísono anunciaron la búsqueda de la “normalización de las relaciones” y el posible fin del embargo contra la isla, y la apertura de una nueva era para los intercambios entre La Habana y Washington.

En esa ocasión, ambos mandatarios reconocieron el papel que el Papa Francisco ha tenido personalmente en el curso de las conversaciones. La Santa Sede sacaba un comunicado en el que expresaba la “viva complacencia del Papa por la histórica decisión de los Gobiernos de Estados Unidos y de Cuba….en el interés de sus respectivos ciudadanos”.

La misa por el centenario del “martirio” armenio, hito ecuménico

© ANDREAS SOLARO / AFP.
© ANDREAS SOLARO / AFP.

 

El Papa denunció con claridad y contundencia el genocidio cometido contra los armenios hace cien años. Lo hizo en unaceremonia religiosa el mismo día en que celebramos la Divina Misericordia y un día después de haber publicado su bulaconvocando un año jubilar extraordinario sobre el mismo tema.

La denuncia fue tomada muy mal por el gobierno de Turquía, que ha hecho de la negación del genocidio una política de Estado. El Papa ya sabía de la inevitabilidad del problema pues, por así decirlo, tenía la advertencia sobre su escritorio. No se arredró y llamó a las cosas por su nombre.

Los anteriores acontecimientos han sido bien publicitados. Sin embargo, hay ciertos aspectos de la mayor importancia, sin los cuales la bizarría y el arrojo mostrados por el Papa corren el riesgo de perderse en el anecdotario y vaciarse de significado.

Quiero referirme a la dimensión ecuménica del suceso y su vinculación al ministerio de quien es sucesor de san Pedro. Estamos, cierto estoy, ante un hecho de gran trascendencia histórica.

1. Tres documentos del Papa explican su denuncia: eldiscurso antes de la liturgia, su homilía durante la misa y su homilíaa la mañana siguiente en Santa Marta.

En estos dio las razones humanitarias e históricas contra el genocidio agrupándolo –con sobrada justicia- con los cometidos por nazis y estalinistas, tendiendo el puente hacia la tragedia que viven hoy nuestros hermanos cristianos en Oriente Medio y África a manos del fundamentalismo islámico y el silencio ominoso de los poderosos del mundo.

Dio las razones de la fe al unir la cruz de Cristo a la sangre de los mártires de antaño y hogaño y; al día siguiente, explicó por qué la Iglesia no debe callar, ni perder su libertad, ante la urgencia del anuncio del Evangelio.

En suma, Francisco nos hizo ver cómo mantener la memoria, denunciar la injusticia y anunciar la unidad del martirio en Cristo son tres momentos de un sólo acontecimiento profético.

2. No estamos ante un error de cálculo diplomático del Vaticano, mucho menos ante una pifia del Papa. La diplomacia de la Iglesia no existe para defender interés “nacional” alguno, como es normal en un Estado, sino para promover la paz con justicia en las relaciones internacionales y velar por el interés de los cristianos en el mundo sin importar si están o no en comunión con Roma.

De los mensajes de los papas ante los cuerpos diplomáticos y las consecuentes acciones de la Santa Sede se podrían escribir notables historias.

3. A la liturgia en la Basílica de San Pedro asistieron la representación de la República de Armenia – antiguo territorio bajo dominio del imperio otomano, después bajo la Unión Soviética-, país donde se encuentra el origen de los cristianos armenios del mundo, cuya diáspora es generalizada; el patriarca de la Iglesia apostólica de Armenia, la cual no está en plena comunión con Roma desde el Concilio de Calcedonia (452 d.C), así como el oatriarca de la Iglesia católica de Armenia en comunión con Roma desde hace varias centurias.

Ambas Iglesias comparten tradición, cultura e historia y son de tradición apostólica, pero no son romanas, ni ortodoxas. Pertenecen a la tercera familia de cristianos de tradición apostólica denominados católicos orientales, quienes siguieron su propio camino después del Concilio de Calcedonia, similar a lo sucedido con los coptos de Egipto y Etiopía del patriarcado de Alejandría.

Según la tradición, la cristiandad armenia fue fundada por los apóstoles san Judas Tadeo y san Bartolomé. Su sobrevivencia es un caso asombroso.

El diálogo ecuménico con las Iglesias orientales abierto por la Iglesia a principios del siglo XX, consolidado por el Vaticano II, trajo consigo una mejor comprensión de la historia y tradición de las Iglesias católicas orientales, genéricamente denominadas precalcedónicas.
Entre otras cosas, teólogos e historiadores hemos puesto en tela de juicio la existencia de su mentado monofisismo, razón que se aduce para su separación, porque las fuentes y tradición demuestran que en realidad nunca lo hicieron realmente propio.

La separación del resto de la cristiandad se debió más bien al rechazo de las pretensiones del emperador bizantino de igualar fidelidad religiosa y afiliación política, con su consecuente vasallaje. Ninguna de estas Iglesias lo aceptó pues vivían fuera de la dominación bizantina.

Ahora podremos entender mejor por qué la presencia de los patriarcas armenios en la Basílica de san Pedro es de suyo una afirmación inequívoca de la unidad en Cristo, más allá de lo puramente declarativo. Se ha compartido, en presencia del Nazareno, el ecumenismo de la sangre de los mártires.

4. El Papa es el sucesor de san Pedro. Una de sus tareas más importantes es trabajar por la unidad de los cristianos, eso que llamamos ecumenismo y que ha tomado muchas formas a lo largo de la historia, no todas tan hermosas como las que presenciamos hoy en día.

La unidad nunca ha sido fácil y son muchas las razones que conspiran contra ella, pero la más importante ha sido la falta de caridad. La unidad es una dura misión encomendada por Cristo a san Pedro, razón por la cual cada católico romano en el mundo debe hacerla propia.

5. El Papa Francisco ha dignificado la sede petrina en un acto de arrojo apostólico, aunque el mundo lo pueda juzgar como imprudencia diplomática.

Él es Pedro, la roca que sostiene la Iglesia, llamó por su nombre a la masacre cometida contra nuestros hermanos armenios, compartió la palabra de Cristo y celebró la eucaristía en su presencia.

Sería difícil encontrar un acontecimiento tan dramático que señalara con semejante contundencia el ecumenismo de la sangre en la sangre de Cristo, al tiempo de abrir las puertas a la esperanza en la resurrección y la misericordia del Señor.

El sucesor de san Pedro nos ha dado una gran lección: la unidad de los cristianos no es un asunto de jurisdicción, sino de comunión y caridad, inalcanzables sin fuertes dosis de valentía.

6. En el terreno de la representación simbólica, con una carga histórica de gran profundidad, Francisco incluyó a san Gregorio Narek entre los doctores de la Iglesia, alargando su pequeño número a treinta y seis.

Fue un hombre santo y sabio del siglo décimo, llamado el san Agustín de los armenios, quien es venerado y reconocido por ambas Iglesias como uno de sus más grandes teólogos y místicos. Así, el ecumenismo de la sangre se proyecta también en una herencia teológica compartida por católicos romanos y armenios en sus dos Iglesias.

7.- Llamar al genocidio por su nombre no fue un acto de imprudencia diplomática, sino de coherencia para fundar en la verdad y la justicia las relaciones internacionales. Pero sobre todo, fue un acto de valentía que corresponde al enorme coraje ecuménico, fidelidad el ministerio petrino y celo profético mostrado por el Papa Francisco. Ha sido una jornada de júbilo y esperanza.

Somos una generación afortunada. Hemos presenciado, lo digo como historiador, una de las más intensas jornadas ecuménicas de la historia porque ha nacido de la comunión de la sangre de Cristo, única capaz de construir la Iglesia para que todos seamos uno, como él es uno con el Padre.

¡Fuera complejo de Inferioridad! Cada persona es valiosa, única e irrepetible. Somos hijas e hijos de Dios

© Wavebreakmedia / Shutterstock

© Wavebreakmedia / Shutterstock

Encuentra.com

Las experiencias dolorosas del pasado te marcan, pero hay un núcleo libre y sano. Ahí, en lo profundo de ti misma está la voz de Dios. Escúchala.

Hace unos días mientras preparaba una charla para un grupo de mujeres jóvenes, estuve recordando la historia de aquella niña que creció sintiéndose fea, tonta y rechazada por los demás. Lamentablemente durante muchos años su personalidad se vio truncada por una serie de miedos, inseguridades y dudas acerca de su propia identidad, capacidad y valía.

No hay duda alguna, que cada una de nosotras nos parecemos en gran medida debido a los genes que heredamos, pero así también cada una es diferente. Los genes influyen en nuestra forma de ser, en nuestra conducta y determinan en gran parte nuestra tendencia o no al optimismo o la depresión. Pero además de los genes, las experiencias recibidas en el hogar y en la escuela los primeros años de la vida van dando forma a nuestro auto-concepto y determinan el grado en que nos sentimos valiosas para los demás.

Uno de los mayores saboteadores de la personalidad es el complejo de inferioridad. A veces ocurre porque no nos enseñaron que cada persona es valiosa, única e irrepetible.

¿Qué es?

El complejo de inferioridad es lo opuesto al sentimiento de valor personal o auto-estima. Este sentimiento empieza a interiorizarse, tal y como lo hace el sentimiento de auto-estima, en nuestra infancia, al oír de una forma repetitiva expresiones como: “es tan lenta para las matemáticas”; “está feíta la pobrecita”; “qué trágico que una niña nazca con una nariz tan grande”; “cuando las tontas nacieron…”, etc.

Expresiones como estas no hacen más que asegurar en el fondo de una misma aquel pensamiento de que “algo en ti no está bien”. Te hace pensar muchas cosas negativas sobre tu aspecto físico o intelectual. Por ejemplo, empiezas a pensar que no eres suficientemente bonita, que jamás conseguirás ser popular, que tu voz te hace parecer tonta, que debido a tu posición social tal vez nunca podrás alcanzar tus metas. Es así como vas adquiriendo el sentimiento de inferioridad y va siendo reforzado por aquellos que te rodean de una forma muy lenta pero segura. Cuando menos sientes, ya te sientes una inútil hasta para los más mínimos retos, entonces te vuelves miedosa y empieza a asomarse el dolor.

¿Cómo duele?

Hondo, muy hondo. Ese dolor no es físico, sino del alma. Es una vivencia íntima, personal, entre el “tú” de afuera y el “tú” de adentro. Es un dolor que te lleva a volverte la mayoría de las veces, en una mujer aislada, retraída y miedosa.

Es muy importante, que como mujer, determines si se manifiesta en ti alguna forma del complejo de inferioridad. ¡Este complejo puede limitarte increíblemente a tener unas relaciones humanas plenas y satisfactorias! Especialmente amiga, porque como mujer, eres la que porta la vida, la que tiene el enorme regalo y misión de custodiar la raza humana.

Cuando hay dolor de una misma, cuando los complejos son más fuertes que el amor y la entrega a los demás no podemos llevar adelante el ideal de ser luz del mundo y sal de la tierra.

Echar el dolor

Desde sus inicios la sicología moderna ha puesto mucho énfasis en la importancia de los años de la infancia para el comportamiento adulto posterior y para trazar la relación que llegaras a tener contigo misma. ¿Recuerdas lo que tus padres decían de ti cuando eras niña?, ¿Recuerdas tal vez frases que te dañaron, expresiones faciales o movimientos de cabeza que utilizaron para transmitirte lo que estaban pensando? O ¿hay algún recuerdo doloroso provocado por tus amigas o amigos? ¿Cómo crees que te afectó todo esto en la confianza que tienes en ti misma?
Aunque algunos recuerdos parecen demasiado dolorosos como para desvanecerse, tenemos que hacerlo para descubrir nuestro verdadero yo y ponerlo a trabajar a mil por hora. Tú tienes la gran bendición de haber nacido en el seno de la cultura católica.

Al ser bañada por las aguas bautismales, te hiciste acreedora de los siete dones del Espíritu Santo. Cada uno de ellos es un regalo que debes recibir para desarrollar al máximo tu personalidad y mantener alejados a los complejos que únicamente buscan que sientas lástima por ti y olvides que posees la maravillosa dignidad que te da ser hija de Dios. Pero hay algo que puedes hacer para seguir caminando a lo largo de tu vida sintiéndote feliz y llena por ser quien eres.

Una solución excepcional

Esos problemas de personalidad profundos pueden tener una respuesta excepcional, que tal vez ni un psicólogo sería capaz de dar. Esa respuesta está en buscar a Dios, poner en sus manos tu dolor y confiar de la manera más absoluta a que su Poder sanador actúe en tu naturaleza emocional y recuerdos de tu infancia que no te dejan dar lo mejor de ti.
Así como todos los días te bañas, así como cada día te alimentas o trabajas, no olvides que tu naturaleza interior necesita tener esa comunicación diaria con Dios.

Querida amiga, cada vida es una historia, un guión, una biografía única. Cada biografía, cada nombre está cargado de alegría, luchas, dolor, logros y hasta complejos. Pero recuerda siempre tener en mente encontrar el sentido que se oculta detrás de todo lo que te pasa y a través de tus propias experiencias ya superadas, ayudar a otros, a los tuyos a superar sus propios complejos y dolor.

Como quizá pudiera ocurrirte a ti, yo he tenido mis complejos que muchas veces me alejaban de mis sueños. Un día, escuchando los consejos de mi madre para vencer los miedos se quedó para siempre grabada en mi memoria la siguiente frase: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” -Filipenses 4:13 y dije adiós, a los complejos.

El complejo de inferioridad tiene solución: en tu actitud personal, en una visión objetiva de ti misma, pero sobre todo en saber que antes que cualquier cosa eres Hija de Dios ¿Quién podría tener un complejo de inferioridad si se supiese hija del Secretario General de la ONU, o del Presidente de su país, o del hombre más rico del mundo? Bueno, pues tú amiga mía, aquí y ahora eres hija de Dios, que es infinitamente más que cualquier político o empresario.Arroja cualquier complejo de inferioridad, y no olvides ir con la Santísima Virgen María, ponte a sus pies y cuéntale todo, que ella intercede por todos nosotros todo el tiempo ante Dios. ¡Y eso no lo puede hacer ningún sicólogo!

El fundador de la iglesia pentecostal más influyente de Suecia, anuncia su conversión al catolicismo

Ulf Eckman, fundador de la Iglesia Pentecostal más influyente de Suecia, ahora convertido al catolicismo.

Ulf Eckman, fundador de la Iglesia Pentecostal más influyente de Suecia, ahora convertido al catolicismo.

 ACI/EWTN Noticias.

Ulf Ekman, el fundador de la iglesia pentecostal más influyente de la Suecia moderna y toda Escandinavia, anunció ante el asombro de unos tres mil seguidores en plena asamblea dominical, que él y su esposa Birgitta se convertirán al catolicismo porque “nos dimos cuenta que nuestros prejuicios protestantes en muchos casos no tienen ninguna base”.

Ekman dedicó casi treinta años al servicio de la congregación “Palabra de Vida”, que él mismo fundó junto a una escuela bíblica que tiene mil alumnos, además tiene misioneros en Rusia,  Kazajstán y otras zonas exsoviéticas, una ONG de ayuda a niños en la India, es autor de libros traducidos en 60 idiomas y conductor de un programa televisivo internacional.

El ex pastor señaló que luego de diez años dedicados a conocer más profundamente la Iglesia Católica, se vio atraído por el Catecismo, la Doctrina Social y el ejemplo de vida de los católicos carismáticos, con quienes compartió en muchas oportunidades en diferentes partes del mundo.

En Suecia sólo el 1,5% de la población es católica, y en su mayoría son inmigrantes.

Ekman señaló que la confirmación de su decisión fue al conocer del insólito video que el Papa Francisco grabó para el congreso de pastores pentecostales en Estados Unidos. Él, quien siempre ha sido la figura de referencia de la congregación a pesar de haber dejado de ser el pastor principal en marzo del 2013, destacó que creer en la unidad de los cristianos “tiene consecuencias prácticas”.

El ahora expastor ingresará a la Iglesia Católica en Pascua de este año y confirmó que ambos “hemos visto un gran amor por Jesús y una sana teología, fundada en la Biblia y en el dogma clásico. Hemos experimentado la riqueza de la vida sacramental. Hemos visto la lógica en tener una estructura sólida en el sacerdocio, que mantiene la fe de la Iglesia y que la transmite a la generación siguiente”.

Ekman también expresó que en la fe católica encontraron “una fuerza ética y moral y una coherencia que puede enfrentarse a la opinión general y una tendencia bondadosa hacia los pobres y los más débiles, y por último pero no menos importante, hemos estado en contacto con los representantes de millones de católicos carismáticos y hemos visto su fe viva”.

El Secretario General de la Alianza Evangélica Sueca, Stefan Gustavsson, expresó que “Ulf Ekman es sin duda el líder cristiano más dinámico e influyente que hemos tenido en Suecia en el último medio siglo. Su significación internacional va mucho más allá de lo que la mayoría de los suecos piensa; incontables personas de todo el mundo dan gracias a Dios por el servicio de Ulf Ekman”.

En una entrevista concedida a la revista sueca, Varlden Idag, Ekman, quien escribió artículos anticatólicos en 1989 durante la visita a Suecia de San Juan Pablo II, afirmó que la figura de un Pontífice en este caso el Papa Francisco, es la máxima expresión de un Magisterio. Ahora reconoce y recomienda que para conocer el catolicismo se debe ir a las fuentes como el Catecismo, el Magisterio y la Doctrina Social.

Al referirse a la unidad de los cristianos, dijo que “está muy bien tener una buena relación con personas de diferentes comunidades, superar las diferencias, dejar de enfadarnos. Incluso si no estamos de acuerdo, podemos tener una actitud conciliadora y objetiva. Eso es bueno y necesario. Pero no es suficiente”.

Frente a esta respuesta el entrevistador lo cuestiona si “¿No es suficiente que nos amemos unos a otros?” , a lo que Ekman respondió: “¡Eso mismo dicen las personas que cohabitan y no se casan! Pero Jesús no tiene 20 mil esposas ni tiene una pareja de hecho, sino una relación interna y externa específica con una Esposa”, refiriéndose a la Iglesia.

Citando el Evangelio de San Juan 11,52 dijo: “Sí, Jesús no sólo iba a morir por el pueblo, sino también para reunir a los hijos dispersos de Dios (…). Jesús murió por eso (…) Creo que está muy fuerte en el corazón de Dios el deseo de que nos unamos”.

“La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, una entidad estructurada. Es concreta, no es una nube de gas. El Cuerpo es visible. El modelo es Jesús, que tenía un cuerpo visible durante 30 años. Además, ¿cómo era al principio? A los carismáticos nos encanta decir que volvamos al cristianismo de Hechos de los Apóstoles… ¡y entonces sólo había una Iglesia!”, enfatizó.

Ekman en su contacto con otros católicos descubrió “lo viva que es su creencia, los dones que tienen, lo bien informados que están, la fuerza de su fe. Los cristianos ‘de avivamiento’ creen que tienen el monopolio de ese ardor, así que para mí fue una experiencia aleccionadora darme cuenta de que no teníamos este monopolio”.

Indicó que también influenció su relación con el único Obispo Católico de Suecia, Mons. Anders Arborius y el Sacerdote y escritor, P. Wilfrid Stinissen.

Por su parte Birgitta recordó que “cuando descubrí todos esos aspectos positivos [de la fe Católica] pensé: ¿Por qué nadie me lo dijo? Pensé: ‘Alguien me lo ha ocultado, a mí y a todos los demás no-conformistas [refiriéndose a los protestantes fuera de la Iglesia luterana estatal].  Fue una experiencia repentina después de mucha lectura. La expiación, la sanación, la creencia en los milagros… todo esto está de una manera fuerte y bien articulada, y mucha gente ni siquiera lo sabe. Me sonrojé de vergüenza al descubrir nuestra ignorancia”.

Ahora los esposos Ekman, quienes continuarán con el trabajo solidario con niños de la India, serán fieles de la Parroquia Católica de Sankt Lars, en Uppsala. “Nos sentimos un poco como Abraham y Sara: dos ancianos entrando en un país desconocido”, añade. “Pero guiados por Dios (…).  Pero, eso sí, con ganas de hacer cosas por la evangelización, la unidad de los cristianos y su mejor entendimiento”, señalaron.

“Necesitamos lo que Jesús ha puesto en la Iglesia Católica. Necesito los sacramentos, necesito el Magisterio, necesito al Papa, necesito la Tradición que gestionan. Tengo necesidad de la Iglesia para mi propia salvación”, declama Ekman.

Cuba y Venezuela, dos tiranías hermanas

Manifestación celebrada en el parque J.C. Bermúdez, en apoyo a la oposición venezolana.

Manifestación celebrada en el parque J.C. Bermúdez, en El Doral, Miami, en apoyo a la oposición venezolana.

Una nieta chavista y otra nieta “gusana”

Maria Victoria Olavarrieta

Como soy cubana, nunca he podido votar para elegir presidente en mi país,  protestar mientras viví en Cuba era impensable y hubo épocas en que tenía miedo hasta de pensar. El domingo, cuando me estaba pintando la bandera venezolana en mi mejilla y me vestía con sus colores, no podia controlar los latidos de mi corazón. ¡En Cuba no pude, pero aquí sí! Acompañar a los venezolanos en las tantas manisfestaciónes que se han hecho en Miami, me ayuda a perdonarme un poco por no haber hecho nada en Cuba y me conecta con esa  realidad nueva de sentirme  una mujer libre.

 –¿Para qué tomas tan a pecho lo de Venezuela,  no eres tú cubana?– me preguntó mi vecina.

 –Porque soy cubana– le contesté– no quiero que ni una  abuela más sea privada de ver crecer a su nieto porque tuvo que emigrar. No más muchachas jóvenes casándose sin amor con “un extranjero” para poder salir de su país. No quiero para Venezuela la tortura diaria de las colas para comprar el pan, los huevos, la leche. No quiero  que le inoculen a sus hijos el odio por los americanos y lo más perverso: el odio de unos contra otros que tanto alimentan estas dictaduras.

 Fui a la marcha con un enorme cartel, pidiendo la libertad para Leopoldo López. ¡Qué orgullo sentía cada vez que divisaba entre la multitud una bandera cubana ondeando entre tantas  banderas venezolanas! Allí estaba mi gente, los buenos cubanos de Miami, que  llevan viviendo más años en Estados Unidos que en Cuba, que llegaron, trabajaron duro, triunfaron, y no se olvidan de sus hermanos cubanos ni ahora de los venezolanos.

 ¿Qué hace un soldado cubano en Venezuela reprimiendo a un pueblo hermano, cuando sabe, por experiencia propia, lo  que es vivir sin libertad? Con todos los grandes problemas que tenía Cuba antes del triunfo de Castro, su gente prácticamente no emigraba. Para que una madre exponga a su hijo a morir en un mar lleno de tiburones, y un esposo permita que su mujer embarazada se arriesgue en una lancha de recámara de camión, tiene que ser un pueblo llevado hasta el límite. Ya no importa  la vida.

 Una estudiante caraqueña me dijo temblando de rabia: “Gran parte de la culpa de lo que estamos pasando en Venezuela, la tienen ustedes los cubanos, que se han sometido durante 56 años y ahora nos están  exportando su dictadura. ¿Sabes como le dicen a mi país? Cubazuela”

 Una niña de no más de 12 años fue a la marcha con una pancarta que ella misma rotuló: “Mi abuela es chavista y yo estoy aquí para apoyarla” . Mi abuela murió en Miami. En su último día en Cuba, yo no sé cuantas veces me repitió: “No llores, mi niña, nos vamos a ver pronto”

 La lealtad de esta venezolanita por su abuela me enterneció. Me abrí paso hasta ella. “Yo estoy aquí pidiendo libertad para un hombre bueno, que el gobierno que tu abuela apoya encarceló. Y si las dos podemos protestar, tú apoyando a tu abuela chavista y yo recordando a mi abuela ‘gusana’, es porque estamos en la vilipendiada Miami, en un país que no es perfecto, pero  donde puedes ser tú misma”.

 Durante  mi infancia y adolescencia, antes de salir de casa me alertaban, que viera lo que viera, no abriera mi boca. Contadas veces pudimos hablar por teléfono mi abuela y yo, y en las cartas que nos escribíamos había que ser muy light, ninguna se  escapa al departamento que se ocupa en Cuba de revisar toda la correspondencia “del enemigo”.

Necesito urgentemente un lugar seguro donde estas dos abuelas puedan dialogar. 

 

Musulmanes queman vivo a adolescente cristiano en Pakistán

Nauman Masih.

Nauman Masih.

ACI – Nauman Masih, un adolescente de 14 años, se encuentra grave en un hospital de Lahore (Pakistán), luego que unos jóvenes musulmanes le prendieran fuego al saber que era cristiano.

El hecho ocurrió el 10 de abril cuando Nauman se cruzó en la calle con unos jóvenes musulmanes desconocidos que se dirigían a la mezquita. Estos lo detuvieron y al darse cuenta que era cristiano le golpearon, le rociaron de gasolina y le prendieron fuego, dándose a la fuga inmediatamente.

“Los jóvenes que me han agredido eran unos perfectos desconocidos para mí. Comenzaron a pegarme al saber que soy cristiano. Trate de escapar pero me persiguieron y me rociaron con la gasolina”, señaló el adolescente a la policía. Nauman se tiró a un montón de arena y algunas personas le ayudaron a apagar el fuego, llamando inmediatamente a una ambulancia.

“Condenamos con firmeza este grave episodio de odio religioso. Hemos enviado de inmediato un informe al Primer ministro del Punjab, Shahbaz Sharif”, declaró a la agencia vaticana Fides Sardar Mushtaq Gill, abogado cristiano y defensor de los derechos humanos.

En una nota enviada a Fides, Nasir Saeed, director de la ONG CLAAS (“Center for legal aid assistance and settlement”) denunció que “vivimos en una situación deplorable. El odio contra los cristianos ha alcanzado un nivel realmente peligroso visto que un inocente cristiano puede ser quemado vivo por extremistas islámicos sin ningún motivo”.

“Los cristianos en Pakistán viven bajo constante miedo por la propia vida, a pesar de las declaraciones del Primer ministro Nawaz Sharif”, señaló.

En declaraciones a ACI Prensa, periodista pakistaní Yousaf Benjamin señaló que aunque la Policía tiene registrado este caso, “es solo un papeleo, ellos no podrían arrestar a esos jóvenes porque son unos desconocidos. Todavía no los han podido identificar”.

Indicó que “los padres de Nauman están bastante afectados y deprimidos. El adolescente tiene quemado el 50 por ciento del cuerpo. Los médicos lo están tratando en el Hospital Mayo de Lahore”

Screen Shot 2015-04-15 at 7.04.35 AM

Yousaf Benjamin denunció que “la situación es crítica para los cristianos en Pakistán, especialmente en Lahore”. En marzo pasado, el grupo talibán pakistaní Jamaat-ul-Ahrar atacó dos iglesias cristianas en Lahore, dejando al menos 80 heridos y 14 muertos, entre ellos Akash Bashir, un joven salesiano de 19 años que se lanzó contra el atacante para evitar que murieran los fieles de su parroquia.

Asimismo, el noviembre de 2014 una turba de cien musulmanes quemó vivos en Lahore a una pareja de jóvenes cristianos acusándolos de haber, supuestamente, quemado algunas páginas del Corán. El hombre se llamaba Shahzad y tenía 26 años. Su esposa Shama tenía 24 años y estaba embarazada.

¿Podemos adoptar embriones humanos congelados?

images (2)

Observatorio de Bioética Universidad Católica de Valencia 

En el debate ético sobre la adopción de embriones humanos congelados se pueden adoptar dos posturas: su valoración a la luz de la ética filosófica, la que se podría denominar ética laica, y la que plantea una visión más trascendente del problema, fundamentalmente la que siguen las tres principales religiones monoteístas: musulmanes, judíos y cristianos.

Esencialmente, desde la ética filosófica, la adopción de embriones humanos congelados no plantea problemas éticos objetivos, es decir es favorable a ella.

Desde la perspectiva de las religiones monoteístas, en general se puede decir que la religión musulmana no ve positiva la adopción de embriones humanos congelados, siendo la ética judía menos explícita en la valoración moral de este tema.

En cuanto a los cristianos, solamente la Iglesia Católica no se muestra favorable a esta práctica, según se manifiesta en la Instrucción Dignitas Personae, de 8 de septiembre de 2008.

Pero ahora, se plantea una cuarta postura, la de los que no son favorables a la adopción de embriones humanos congelados, no porque piensen que con esta práctica se conculca su dignidad, sino porque no los consideran personas humanas, por lo que no tienen derecho a ser adoptados. Además, también porque si se amplían las posibilidades de adopción de estos embriones congelados, se limita su uso para utilizarlos en investigaciones biomédicas, lo que podría, a su juicio, frenar el desarrollo científico.

Sobre esto se debate en un artículo publicado en el Journal Medical Ethics (40; 392-395,2014), en el que TM Murphy, defiende la tesis de que habría que dejar a estos embriones congelados un periodo de tiempo sin ser utilizados para otros fines, para así poder ser adoptados. Si trascurrido ese tiempo, nadie los reclama para adopción, entonces podrían ser utilizados para investigaciones biomédicas, es decir podrían ser destruidos.

Pero esta opción, a nuestro juicio, tan alejada del respeto que los embriones humanos merecen, aún sigue resultando demasiado estricta para otros expertos en bioética, especialmente representados por el grupo de Julian Savulescu, quien afirma: “Si realmente creyéramos que los embriones son gente, deberíamos forzar a las parejas que acuden a la fecundación in vitro a donar su embriones sobrantes a otras parejas infértiles, al igual que se insta a las parejas que no quieren o no pueden cuidar de sus hijos a que los den en adopción” (Reprod Biomed On line 2005; 10 (Suppl 1): 36-39). Es decir, es evidente que Savulescu y su grupo no creen que los embriones humanos sean material humano, sino material de desecho, que puede ser utilizado para cualquier fin al que los humanos adultos nos parezca si pensamos que puede ser útil para nuestros intereses.

Hasta esto se llega a plantear en nuestra civilización post- moderna, lo que nos obliga, a los que defendemos a la vida humana, a luchar mucho más si cabe en la defensa de los no nacidos, algo que, cada uno en particular y todos en conjunto, deberíamos asumir como una obligación ineludible de nuestra condición de creyentes.

 

¿Qué es el culto de la Divina Misericordia?

sp-image-400

Al final hallará cómo rezar la Coronilla de la Divina Misericordia
 Roberta Samplicott
Aleteia

El culto de la Divina Misericordia consiste en dar testimonio en la propia vida del espíritu de confianza en Dios y de misericordia hacia el prójimo. Y este es, de hecho, el punto fundamental del ejemplo que nos dejó sor Faustina Kowalska, la religiosa polaca que dio el empuje decisivo a esta devoción.

1. En el origen del culto de la Divina Misericordia está la monja polaca Faustina Kowalska

Sor Faustina, tercera de diez hijos, nació el 25 de agosto de 1905 en una religiosísima familia de agricultores de Glogowiec (Polonia). Fue bautizada con el nombre de Elena y desde su infancia aspiró a la vida religiosa. A los 16 años dejó la casa paterna para ir a trabajar como doméstica, pero tras una visión volvió a casa para pedir el permiso de entrar en el convento. Los padres eran muy religiosos, pero no querían perder a su mejor hija, y le negaron permiso por tanto alegando falta de dinero para la dote. Elena volvió al trabajo, pero después en otra visión le preguntó a Jesús qué debía hacer, y él le dijo que fuese a Varsovia, donde entraría en un convento.

Antes de entrar en la Congregación de las Hermanas de la Beata Virgen María de la Misericordia trabajó otro año para conseguir una pequeña dote, y el 1 de agosto de 1925 atravesó la puerta de la clausura. A continuación se dirigió a la casa de la Congregación en Cracovia para realizar el noviciado. Durante la ceremonia de la investidura recibió el nombre de sor María Faustina. Hizo la profesión perpetua el 1 de mayo de 1933.

Sor Faustina Kowalska

Sor Faustina Kowalska

Exteriormente nada traicionaba la extraordinaria riqueza de la vida mística de sor Faustina, que resaltaba por la total e ilimitada dedicación a Dios y el amor activo hacia el prójimo, a imitación del modelo supremo, Cristo. Solo el Diario de la religiosa ha revelado la profundidad de su vida espiritual, revelada a los confesores y en parte a sus superioras. En la base de su espiritualidad está el misterio de la Misericordia Divina, que meditaba en la palabra de Dios y contemplaba en la cotidianeidad. Jesús la honró con gracias extraordinarias como visiones, revelaciones, estigmas ocultos, unión mística con Dios, y con el don del discernimiento de los corazones y de la profecía.

La austeridad de la vida y los ayunos extenuantes a los que se sometía aún antes de entrar en la Congregación debilitaron su organismo, y en los últimos años de su vida se intensificaron los sufrimientos interiores de la “noche pasiva del espíritu” y los físicos. Murió el 5 de octubre de 1938 a los 33 años, tras 13 de vida religiosa.

La devoción a la Misericordia Divina se difundió rápidamente en el mundo durante la II Guerra Mundial. Sor Faustina, por lo demás, había escrito en su Diario: “Advierto bien que mi misión no acabará con mi muerte, sino que comenzará”. Su cuerpo reposa en el Santuario de la Misericordia Divina de Lagiewniki, junto a Cracovia. El Papa Juan Pablo II la beatificó en 1993 y la canonizó en el 2000.

2. El modelo del culto de la Divina Misericordia lo explicó el propio Jesús a sor Faustina

El modelo del culto de la Divina Misericordia se lo mostró Jesús mismo en la visión que santa Faustina tuvo el 22 de febrero de 1931 en la celda del convento de Płock. “Por la noche, estando en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanda – escribió en su Diario –: una mano alzada para bendecir mientras la otra tocaba sobre el pecho la túnica, que ligeramente abierta dejaba salir dos grandes rayos, uno rojo y uno pálido. (…) Tras un instante Jesús me dijo: ‘Pinta una imagen según el modelo que ves, con escrito abajo: ¡Jesús, confío en Ti!’”.

El primer cuadro de la Divina Misericordia fue pintado en Vilna en 1934 por el pintor Eugenio Kazimirowski, quien recibió indicaciones proporcionadas personalmente por sor Faustina. Pero el que es famoso en todo el mundo es el cuadro de Lagiewniki, en Cracovia, pintado por Adolf Hyla.
El significado del cuadro está estrechamente ligado a la liturgia del domingo después de Pascua, en que la Iglesia lee el Evangelio de san Juan que describe la aparición de Jesús resucitado en el Cenáculo y la institución del sacramento de la penitencia (Jn 20, 19-29). La imagen representa por tanto al Salvador resucitado que lleva a los hombres la paz con la remisión de sus pecados a precio de su Pasión y muerte en cruz. Los rayos de la sangre y del agua que brotan del corazón de Jesús atravesado por la lanza y las cicatrices de las heridas de la crucifixión recuerdan los acontecimientos del Viernes Santo.

Jesús definió con mucha claridad tres promesas ligadas a la veneración de la imagen: la salvación eterna, la victoria sobre los enemigos de la salvación y grandes progresos en el camino de la perfección cristiana, la gracia de una muerte feliz.

La imagen de Jesús Misericordioso es llamada a menudo imagen de la Divina Misericordia, porque en el misterio pascual de Cristo se reveló más claramente el amor de Dios por el hombre. La imagen, dijo Jesús, “debe recordar las exigencias de mi Misericordia, pues incluso la fe más fuerte no sirve de nada sin las obras”.

3. La fiesta de la Divina Misericordia, la más importante de todas las formas de devoción

Jesús habló por primera vez del deseo de instituir esta fiesta a sor Faustina en 1931: “Deseo que haya una fiesta de la Misericordia. Quiero que la imagen, que pintarás con el pincel, sea bendecida en el primero domingo después de Pascua; este domingo debe ser la fiesta de la Misericordia”, “el más grande atributo de Dios”. En base a los estudios de I. Rozycki, en los años siguientes Jesús volvió a hacer esta precisión en 14 apariciones, definiendo con precisión el día de la fiesta en el calendario litúrgico de la Iglesia, la causa y el fin de su institución, el modo de prepararla y celebrarla y las gracias vinculadas a ella.

San Juan Pablo II

San Juan Pablo II

La elección del primer domingo después de Pascua tiene un profundo sentido teológico, indicando el estrecho vínculo entre el misterio pascual de la Redención y la fiesta de la Misericordia. La propia sor Faustina, por lo demás, escribió: “Ahora veo que la obra de la Redención está unida a la obra de la Misericordia pedida por el Señor”.

Jesús explicó la razón por la que pidió la institución de la fiesta, diciendo: “Las almas perecen, a pesar de Mi dolorosa Pasión (…). Si no adoran Mi misericordia, perecerán para siempre”. Para preparar la fiesta debe haber una novena, es decir, la recitación, comenzando desde el Viernes Santo, de la coronilla a la Divina Misericordia. En el día de la fiesta, dijo Jesús, “quien se acerque a la fuente de la vida conseguirá la remisión total de las culpas y de las penas”. Como subrayó Rozycki, se trata de “algo decididamente más grande que la indulgencia plenaria”, que consiste solo en el perdón de las penas temporales merecidas por los pecados cometidos.

Por las páginas de su Diario, sabemos que sor Faustina fue la primera en celebrar individualmente esta fiesta, con el permiso de su confesor. El cardenal Franciszek Macharski introdujo la fiesta en Cracovia con la Carta Pastoral para la Cuaresma de 1985, y el ejemplo fue seguido en los años sucesivos por los obispos de otras diócesis polacas. El culto de la Divina Misericordia en el primer domingo después de Pascua en el santuario de Cracovia – Lagiewniki estaba ya presente en 1944.

4. Juan Pablo II, el gran promotor del culto a la Divina Misericordia

En la homilía de canonización de sor Faustina, el 30 de abril de 2000, Juan Pablo II declaró que desde ese momento el segundo Domingo de Pascua sería llamado en toda la Iglesia “Domingo de la Divina Misericordia”.

El papa polaco fue el gran apoyo de este culto, que entre 1938 y 1959 conoció un gran desarrollo, pero a pesar del favor de los pontífices, e interés de muchos pastores de la Iglesia y las peticiones por parte de los obispos y las curias encontró también resistencias, sobre todo por parte del Santo Oficio, que en 1959 emanó incluso una notificación negativa.

El culto a la Misericordia de Dios se afirmó plenamente con el papa Wojtyła, quien en la encíclica “Dives in Misericordia” de 1980 exaltó la Misericordia de Dios y el 7 de junio de 1997 afirmó: “Doy gracias a la Divina Providencia porque me ha permitido contribuir personalmente al cumplimiento de la voluntad de Cristo mediante la institución de la Fiesta de la Divina Misericordia”. El 1 de septiembre de 1994, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos aprobó el texto de la Misa votiva “De Dei Misericordia”, que por voluntad de Juan Pablo II concedía el uso a la Iglesia universal y hoy entra obligatoriamente en todos los misales.

 



La Coronilla de la Divina Misericordia

 

Antecedentes

Santa María
Faustina

La Imagen

La Fiesta 

La Imagen

Hora de la
Misericordia

Novena de
la Divina Misericordia

Los Últimos
Tiempos

Cornilla en
Audio

HOME


Se utiliza un rosario común de cinco decenas.

1. Comenzar con un Padre Nuestro, Avemaría, y Credo.

2. Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre Nuestro) decir:

“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo,
la Sangre, el Alma y la Divinidad
de Tu Amadísimo Hijo,
Nuestro Señor Jesucristo,
para el perdón de nuestros
pecados y los del mundo entero.”

3. En las cuentas pequeñas del Ave María:

“Por Su dolorosa Pasión,
ten misericordia de nosotros
y del mundo entero.”


4. Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres
veces
:

“Santo Dios, Santo Fuerte,
Santo Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.”

Según el diario de Santa María Faustina Kowalska
“Alienta a las personas a decir la Coronilla que te he dado… Quien la recite recibirá gran misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes la recomendaran a los pecadores como su último refugio de salvación. Aun si el pecador mas empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia. Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en Mi Misericordia.” 

“Escribe que cuando digan esta Coronilla en presencia del moribundo, Yo me pondré entre mi Padre y el, no como Justo Juez sino como Misericordioso Salvador.”